jueves, 15 de julio de 2010

Lo que me contó un cuervo

Como ustedes sabrán en mi país, Argentina, se acaba de aprobar la ley de matrimonio homosexual. Es el primer país latinoamericano que lo hace, a pesar de una gran oposición de sectores conservadores de la sociedad, notoriamente la Iglesia Católica.
Esta madrugada, mientras se realizaba la votación final en el Parlamento, tuve una visita en sueños. Tal vez enviado por Odín, uno de sus cuervos, Muninn o la memoria, me vino a ver para contarme una historia de la que pocos se acuerdan y muy pocos se quisieran acordar.

John Eastburn Boswell (1947–1994) fue un eminente historiador y professor en Yale University. Muchos de los estudios de Boswell se focalizaron en el tema de homosexualidad y religión, específicamente el cristianismo. Es fundamentalmente conocido por su libro: "The Marriage of likeness: same-sex unions in Pre-Modern europe" (New York: Villard, 1994).
dicho libro propone la idea de que la liturgia cristiana conocida como adelphopoiesis constituye una evidencia de que la actitud de la iglesia cristiana y católica en particular, contra la homosexualidad ha variado sustancialmente a lo largo del tiempo y que los primitivos cristianos sí aceptaban en ocasiones relaciones entre personas del mismo sexo.
La adelphopoiesis, fraternitas iurata u ordo ad fratres faciendum es una ceremonia practicada por varias iglesias cristianas durante la Edad Media e inicios de la Época Moderna en Europa para unir a dos personas del mismo sexo (habitualmente hombres). El término adelfopoiesis (literalmente ‘hacer hermanos’) proviene del griego ἀδελφός (adelphos): ‘hermano’, y ποιώῶ (poio): ‘yo hago’. La primera noticia moderna que se tiene del rito de la adelphopoiesis (en eslavo pobratimstwo) es de 1914, cuando el matemático y místico Pável Florenski cita los elementos clave de la liturgia del rito. En la Iglesia Católica, los sacerdotes rara vez participaban en los matrimonios hasta bien entrada la Época Moderna, ya que no fue introducida hasta el Concilio de Trento y la ejecución efectiva fue mucho más tardía en algunos países. Esto y algunos otros hechos hablan en contra de que el rito de la adelphopoiesis, en latín ordo ad fratres faciendum, tuviera una gran implantación en Occidente. Sin embargo se practica, en parte, todavía en la Iglesia Católica Antigua una rama del catolicismo secesionada a fines del siglo XIX a partir del dogma de la infalibilidad papal.

La imagen es un fresco del siglo VII que representa a los santos Sergio y Baco, que según Boswell habían sido unidos por la adelphopoiesis.

8 comentarios:

Viejex dijo...

Fíjese, querido, que poco después de citar a Muninn se le escapó un error de edición, donde dice
"...que pocos se acuerdan y muy se quisieran acordar"
debería decir
"...que pocos se acuerdan y muy pocos se quisieran acordar"
o algo parecido.

goolian dijo...

mil gracias Viejex, ya está corregido

Desde Mompracem dijo...

Creo que esta ceremonia de hermandad de sangre no puede definirse directamente como matrimonio, y de hecho Boswell no lo hace. Esto no exluye que tales hermanamientos pudiesen dar lugar a relaciones sexuales, pero tampoco el material que acompaña Boswell permite llegar sin más a esa conclusión. Aunque obste a ello la teóloga local Lilita Carrió, el matrimonio no es una cuestión exclusivamente religiosa. El matrimonio como institución jurìdica, proveniente conjuntamente de natura y cultura, no apunta sólo a la perpetuación de la especie (puede realizarse magníficamente fuera de él) sino a la reproducción y perpetuación del sistema cultural en el que los esposo se unen y que ordena sus relaciones, así como del orden jurídico que lo recoge. Por ello, siempre ha estado rodeado de un código de comportamiento colectivo, de un conjunto de reglas y prohibiciones infrangibles a partir de las cuales se reparten los estatutos respectivos de lo masculino y lo femenino. Por otra parte, el matrimonio es obtención de poder y de patrimionio, ocasión de alianzas sociales y políticas por medio de la alianza de sangre. La adelfopoiesis -como el padrinazgo, por su lado- podría tener ese sentido, también. Observar en la Biblia el hermanamiento de David y Jonatás, hijo este último de Saúl. David, cuando se entera que Jonatás (nuestro Jonathan de Villa Insuperable) ha muerto en combate dice que lo amaba con un amor más intenso que el amor de las mujeres. No sé si esto autoriza a sospechar que se encamaban de nochecita en la tienda. Por otra parte, está la condena en el libro del Éxodo a los varones que tengan relaciones entre ellos como con mujeres (curiosamente, dato no relevado por el sector episcopal, no se condena paralelamente a las mujeres que se acuesten haciendo entre ellas juegos como con varones). Es, Goolian, una cuestión más peliaguda de lo que parece. Muy oportuno el post. De paso, señalao que los adelfoi es otra piedra de tropiezo para los comentaristas evangélicos -los "hermanos" de Jesús, que sospechosamente se quiere hacer pasar por primos...

goolian dijo...

Mompracem, gracias por su atinado comentario.
Es verdad que Boswell esboza teorías no certezas pero el tema es discutible partiendo de la base de que nunca sabremos exactemente què era la adelphopoiesis para las gentes del siglo IX por ejemplo. Se podrìa averiguar con los catòlicos antiguos que tengo entendido mantienen el rito en cuestión.
El propósito era mostrar que el cristianismo en general y el catolicismo en particular, que en esa època era todo el cristianismo, por lo menos hasta 1054; tuvo muy diversas actitudes hacia la homosexualidad a lo largo de su historia.

JPP dijo...

Querido Goolian...la verdad es hija del tiempo y no del autoritarismo...
(de ninguna especie,genero,color político, institución o estado)

...Seguramente, dentro de 1000 años algunos también posteen en algun blog o lo que exista en ese momento acerca de como hace mil años se sancionaba esta ley y los frutos o no que trajo la misma.

Lástima que nosotros no podremos ver el resultado y vaya uno a saber que existirá en ese entonces y bajo que derechos y valores se manejará la sociedad futura
...capaz que no existan mas los estados ni las religiones como las conocemos ahora... o a lo mejor sí...

diminui dijo...

que sacrosanto y adolfo-apmoyético que se pusieron los cuervos... jejejejeje me fui un mes nada más!

goolian dijo...

viste, no se los puede dejar solos !!
quieren armar una banda de death metal nordico para cantar el libro del apocalipsis !!

diminui dijo...

pero vestidos de arcoíris!