sábado, 30 de mayo de 2009

Una propuesta de cura para la melancolia de otoño

No sé si será el otoño con su lento streap tease de los árboles de mi barrio.
No sé si será la noche oscura que llega cada vez más temprano echando al sol de mis días.
No sé si será la lluvia de un sábado a la tarde que toca música de gamelanes en mi claraboya.
No sé si será una enfermedad que me abrazó el pecho durante días y días hasta hacerlos todos grises.

Entonces pensé, qué curaría mi melancolía ?

Una vieja canción de cuando era joven y hippie y tenía todos los colores alrededor.
Un guitarrista con un dedo menos en la mano derecha, gordo y de anteojos.
El antihéroe rockero por excelencia.
Pero cuando toca, hasta las estatuas negras del cementerio parecen sonreír.

"Roll away the dew"


video


A mí me funcionó...

lunes, 18 de mayo de 2009

Spinoza rocks

Hace casi cuarenta años un grupo de hippies británicos con inquietudes metafísicas tocaban
en el festival de la isla de Wight una canción llamada "My god" (mi dios). Una letra que con acidez critica a la iglesia anglicana y a las religiones organizadas en general, con un toque de panteísmo spinozista.
Por añadidura, lo que probablemente sea el primer solo de un instrumento foráneo al rock de la época, la flauta traversa.

Jethro Tull toca "My god".

video

martes, 12 de mayo de 2009

Panem et circenses

La señora Susana Giménez recibió un premio como "referente" otorgado por una fundación, cuyo nombre no viene al caso.

Con todo el respeto que merece, Susana Giménez no es referente alguno salvo de medio pelo populachero.
Siempre fue una mala actriz, una mala vedette y como conductora es una excelente cómica, ("vivos?").
No puede ser referente de nada.
Que nuestra sociedad la tome como referente y la premie habla de intereses manifiestos.
Se la premia por haber dicho "el que mata debe morir" y haber defendido la pena de muerte publicamente e instaurado el tema en la sociedad.

En mi opinión una sociedad que considera reinstaurar la pena de muerte, no sólo es retrógada y salvaje.
ES UNA MIERDA.

Como los premiados.

El psicólogo y pensador Carl Gustav Jung hablaba de los arquetipos existentes dentro del inconsciente colectivo. Nuestra sociedad, que al igual que un individuo; está a mi juicio aquejaba de una grave enfermedad mental; posee arquetipos neuróticos y hasta perversos.
Susana Giménez podría ser el arquetipo de la fantasía inconsciente de la mujer argentina; una rubia medio tarada de mucho dinero que se pasea por Miami y se acuesta con quien quiere. Pero visto por mujeres morochas con sangre indigena que a duras penas llegan a sobrepasar el nivel de indigencia en el mejor de los casos.
La clase media, e incluso la alta; otrora más o menos leídas, se han tranformado en usinas de ignorancia, y sus mujeres también caen bajo el hechizo de Susanita.
Marcelo Tinelli, es muestro Berlusconi vernáculo y si nuestra escena política sigue banalizándose como lo está haciendo no sería extraño que sea nuestro presidente en el futuro. Pasó en Italia, porqué no aquí ?
Tinelli en cambio es el arquetipo del argentino sobrador, canchero, que se las sabe todas y está rodeado permanentemente de mujeres espectaculares, no importa que sean todas meretrices producidas; y también obviamente con una cuenta bancaria tendiente al góogol.
Y ese arquetipo, me temo que también es universal en toda la sociedad argentina.

Exclusión social es también exclusión de pensamiento.

Los antiguos romanos, Juvenal en realidad; crearon la frase "Panem et circenses" (pan y circo) como slogan despectivo de la demagogia imperial.
Nosotros ni panem tenemos.
Sólo un pésimo circenses.

lunes, 11 de mayo de 2009

El lector

El escritor alemán Bernhard Schlink publicó en 1995 "El Lector" (Der Vorleser), una novela parcialmente autobiográfica sobre un adolescente que tiene un romance con una mujer mayor que desaparece súbitamente y luego se la reencuentra siendo estudiante de abogacía en un juicio a los criminales de la segunda guerra mundial. El libro se convirtió en un éxito de ventas en Alemania y fue traducido a 39 idiomas. La primera edición española apareció en el año 1997.

En 2008 el director británico Stephen Daldry realizó una adaptación al cine de El lector con Kate Winslet y Ralph Fiennes.

La película es un poco mas suave que el libro, tal vez por traducción al lenguaje cinematográfico; pero ambas concretan la inteligente trampa para mí que tendió el autor.
La aproximación al protagonista y a través de él a Hannah es tan grande y se los ve tan humanos que uno termina por empatizar y simpatizar con ellos.
Para mí Hannah es la metáfora de la Alemania misma. Y el sentimiento de culpa y amor que toda la sociedad y sobre todo los alemanes de la generación siguiente tuvieron con sus mayores.
El amor entre ellos es enfermizo y obsesivo, en el libro está más notorio por ejemplo en la naturaleza sadomasoquista en el trato de ella a él; pero la historia de amor es tan pasional, tan arrebatada y tan persistente en el tiempo que uno termina seducido por ella.
Pero no nos engañemos, un amor que te marca para toda tu vida impidiéndote ser feliz con otras personas, no es amor es una patología obsesiva.
Hannah prioriza por sobre todas las cosas proteger su secreto por verguenza, lo cual es humano y comprensible; pero como sin darse cuenta, trasgrede un límite. Y los lectores/espectadores se dan cuenta menos.
La verguenza del analfabetismo no quita que haya sido una criminal asesina y la historia intenta incluso una redención posterior cuando aprende a leer en la cárcel. Pero es un redención falsa ya que se trata de su trauma personal y no de su accionar social deleznable.
Lo equipararé al personaje tan seductor tambien de Dr House él también tan poco ético. Falsea estudios, roba pruebas, engaña, miente, desconfía pero en la balanza casi siempre queda la vida de un paciente complicadísimo salvada.
Hannah es al revés, actúa de forma comprensible, casi ineluctable, "usted, qué hubiera hecho en mi lugar ?", razonable y entendible pero en al final termina cruzando un límite ético que es inexcusable.
El astuto autor de la trampa, un muy buen escritor.


Bruno Ganz, el excelente actor en un momento de la película dice "las sociedades creen que se manejan con ética, pero se manejan con leyes". Y la ley no siempre es moral, a pesar de Kant.
Hannah, era analfabeta y eso pareciera justificarle el haber sido guardiacárcel nazi; Alemania era el país más culto y refinado de Europa; pero la inflación galopante y la culpa por la derrota del 18 parecieran justificarle el ascenso democrático al poder del III Reich.
Casi casi lo mismo que pasó aquí en los 70's.

Las tragedias son todas parecidas.

Lo que es difícil es la comedia.

lunes, 4 de mayo de 2009

Vudús de todo tipo

Sabrán disculpar, pero no es un video de música.


Es un breve parte de una conferencia de Richard Dawkins, biólogo y ateo militante, hablando de lo que cree que debe considerarse una ofensa.

Es muy puntual e incisivo.

A mí jamás se me habría ocurrido algo como "vudús de todo tipo".

video