martes, 12 de abril de 2011

Las respuestas tardan


Estuve el viernes pasado en el TEDxBuenosAires. Para los que no saben TED es una ONG que empezó hace años en California a dar charlas cortas (de 18 minutos) gratuitas para difundir lo más valioso que tenemos, ideas.
Además TED subió a la Web todas las charlas subtituladas en más de 50 idiomas cosa que muy pocos se la puedan perder.
Al poco tiempo comenzaron los TEDx, TEDs independientes realizados en distintas ciudades del mundo. El año pasado se realizó el primer TEDxBuenosAires y como somos argentinos, este segundo año ya se pelearon los organizadores y se escindieron en TEDxBuenosAires y TEDxRiodelaPlata. Como dice el viejo refrán: "dos argentinos, tres opiniones".
Decía entonces que asistí al segundo TED el viernes pasado.
Algunas charlas fueron obviables, superficiales y hasta eran un decorado de cartón de publicidad encubierta. Otras directamente ni fui, por prejuicio, como la del rugbier Pichot.
Pero algunas fueron muy interesantes y dieron para ahondar.
Sergio Aschero explicó su sistema de notación musical basado en colores, Mario Benedetti dio una clase de física aplicada al colisionador de hadrones y Fernando Pitossi habló de la regeneración de las células.
Se pasaron algunas conferencias extranjeras subtituladas, para ganar tiempo supongo, como la de James Cameron que resultó ser un fanático de las profundidades de los mares y hubo algunas ponencias en inglés con traducción simultánea.
El público por momentos me parecía un mítin de seguidores del PRO, y por momentos un simposio de "nerds"; pero todo el evento tenía algo de paquete que no me gustaba por más que pusieran pantallas gigantes en la villa 31. (Con expositores en inglés no creo que les haya gustado mucho).
Manuel Lima dio una ponencia que pasó medio desapercibida pero su web es asombrosa. Vean sino http://www.visualcomplexity.com/ un compendio de nuevas formas de representación de conocimiento como redes y no como árboles, la forma tradicional.
En un descanso le pregunté a Benedetti cómo era el análisis de datos recogidos por las colisiones de partículas elementales del LHC y me detalló que es un análisis estadístico que puede llevar años para descartar todo tipo de anomalías y realmente demostrar que las partículas teóricas, como el famoso bosón de Higgs, realmente existen, por lo menos durante unos nano segundos.
Muy risueño me contó que había recibido un mail hacía un par de horas informadole que en el Fermilab, un laboratorio menor en EEUU, se había encontrado una nueva partícula. Inmediatamente, haciendo uso del Wi-fi provisto por TED, lo buscamos en Google y llegamos a la noticia posteada por el New York Times hacía una hora.
Sencillamente era tener la información al instante, explicada por un experto.
Y lo que el experto me explicó es que, nuevamente, se imponía un riguroso análisis de aleatoriedad para descartar anomalías de datos, simples errores y no la aparición de una partícula nueva que obligaría a replantear el modelo.
Cuando Andrew Wiles demostró el Teorema de Fermat, la noticia fue instantánea, pero en realidad había que esperar varios meses ya que en todo el mundo sólo una docena de personas podía certificar que la demostración era correcta o no. La alta matemática es una elite en serio.
De hecho, Wiles se había equivocado y tuvo que corregir su demostración.
De forma similar los medios anuncian el descubrimiento de una nueva partícula y se necesitan meses, sino años, de trabajo estadístico para separar la información del puro azar.
Supongo que es la diferencia entre la verdadera ciencia y los memes a los que los medios y nosotros los consumidores somos tan afectos.

Así que la próxima vez que me pregunten algo voy a tardar un par de meses para computar estadísticamente mi respuesta.

3 comentarios:

diminui dijo...

y el link al coro virtual?

goolian dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=D7o7BrlbaDs

o sino
http://ericwhitacre.com/the-virtual-choir

te lo habia dejado igual en Facebook

pommel dijo...

hermoso ramillete de coliflores