miércoles, 21 de octubre de 2009

Darwinismo musical

Hace unos días escribí sobre el folclore nórdico. Aquellos aventurados que vieron y escucharon los videos habrán notado algunos raros instrumentos.
Uno de ellos es el nyckelharpa.
El nyckelharpa a la misma familia de instrumentos del que los franceses conocen como vielle, los ingleses como hurdy gurdy y los españoles como zanfona. Posee teclas de madera que pasan por abajo de las cuerdas y se prologan en forma perpendicular hacia las cuerdas acortándolas. Se utiliza con un arco corto.
Se puede tocar, por ejemplo una giga de J.S. Bach con un resultado increíble.

video

Si vemos la siguiente imagen, un mural de la catedral de Siena, Italia del año 1408, entendemos que el nickelharpa es muy antiguo y no estuvo restringido, por lo menos en su origen, a Escandinavia.


Si en la Alta Edad Media, hubo tal diversidad de instrumentos de arco, porqué se terminó imponiendo una familia y no otra ? Cuáles son las leyes del darwinismo musical ?
Porqué no acabamos con una orquesta cuyo núcleo de cuerdas son nickelharpas de distintos registros ? Y que encima no tienen los problemas de afinación de mano izquierda como los actuales.
El azar intervino, razones políticas o sociales o la ductilidad propia de los instrumentos ?
Leibnitz solía aseverar que vivimos en el mejor de los universos posibles.
Yo no lo creo para nada, creo que el universo que existe es uno solo de entre un abanico casi infinito de universos posibles que fueron eliminando las alternativas por motivos casi siempre caóticos.

En algún momento de los primeros siglos de nuestra era, los esclavos y legionarios traían al centro del Imperio Romano, dos religiones importadas de Oriente. El mitraísmo y el cristianismo.Y durante muchos años las dos compitieron codo a codo.

El culto al dios iranio que mataba al toro desapareció por completo de la faz de la tierra.
Pero por suerte todavía hay gente que toca muy bien en el nickelharpa, canciones folclóricas como ésta, llamada Water,vatten.

video

3 comentarios:

la stessa ma altra dijo...

por suerte...

Viejex dijo...

Yo prefiero creer que hay alguna razón que escapa a mi percepción, aunque tampoco creo que este sea el mejor de los mundos posibles...¿tan pesimista era don Leibniz???!

Con respecto al instrumento, no se si son justo las piezas musicales que subiste, pero el sonido de los violines o las violas me resulta mucho mas agradable al oido.

goolian dijo...

Viejex, Leibnitz era recontra optimista decía que Dios nos regala el mejor de los mundos posibles.
Yo creo que lo que es, el SER pomposa y ontológicamente, es sólo una de entre infinitas variantes.
Habrá mejores y habrá peores.

El nickelharp tiene mucho más ataque y articulación que un instrumento de cuerda común donde esa característica la da la mano derecha con el arco.
Pareciera que el arco usado por esto simpáticos noruegos al ser tan corto fuerza una gran articulación.
Pero es idiomático del instrumento.