viernes, 6 de mayo de 2011

Política argentina

Intervenir en el nombramiento de los poderosos. Impedir a los sometidos apiñarse unos con otros; ayudar a que no se conozcan para que se teman entre sí. Saber en todo momento lo que se cuchichea. De vez en cuando, intervenir en el rumor para gambetearlo, o volverlo no ya vano o inútil sino incierto y más angustioso. Presentarse como el guardián de la paz interior, como el garante de la tradición que ha tutelado el poderío y su genealogía. Presentarse como el garante de los bienes de quellos que tienen contra aquellos que no tienen; como el garante de los derechos de los que no tienen contra aquellos que tienen, como el aguijón del orgullo de todos, como el apoyo de los abnegados. Gratificar siempre y de inmediato la abnegación que demuestran. Distraer la atención con guerrillas imprevisibles en la periferia, pero que no consigan desgastar el orden. Asestar miles de golpes impiadosos y mostrar, de vez en cuando, uno o dos grandes actos de clemencia para obtener renombre. Servirse del odio que nos tienen y convertir la enemistad de aquellos que nos censuran en una clientela de gloria. Hacer del saqueo una reinvindicación. Regar a los enemigos de malas acciones para que conserven su virulencia y la vitalidad que aportan al conflicto.


Un manual kirchnerista para mantenerse en el poder ?
Las notas secretas de Duhalde para recuperarlo ?
La agenda secreta de Macri ?


Maquiavelo para la Argentina electoral de hoy ?

No.

Según Pascal Quignard, son los conceptos que Octavio, Caius Iulius Caesar Augustus, el primer emperador romano; solía citar al hablar de política. Los había aprendido de sus lecturas del libro VIII de la "Política" de Aristóteles.



Suerte que los políticos saben muy poco de historia, dentro de la vastedad de su ignorancia; si supieran serían mucho más letales.

5 comentarios:

Viejex dijo...

Increíblemente actual. Yo también soy un ignorante, ni sabía que Aristóteles había escrito su Política.

pommel dijo...

Así se pensaba la política en la cuna de la democracia? Pasa el tiempo y seguimos siendo humanos....menos mal!

goolian dijo...

Viejex, viste ? no hay nada nuevo bajo el sol.
Pommel, no en vano decían que la miniserie "Rome" sobre las guerras civiles de la República era el programa favorito de Néstor y Cristina Kirchner

Alejandro Perez Rioja dijo...

No comparto tu visión del desconocimiento de la historia por parte de los políticos argentinos ni de su falta de letalidad, especialmente entre los sectores que dicen defender. Quizá el límite para ellos sea el hecho de ser políticos de un país del tercer mundo. Imaginate por un momento lo que podrían llegar a hacer los citados por vos si tuvieran el potencial de un país del primer mundo.

goolian dijo...

Ale, no quiero ni pensarlo.
Duhalde con poder atómico !!!
Carrió misilística.