miércoles, 16 de diciembre de 2009

Volviendo atrás

El señor retratado de perfil en la foto de la derecha fue un artista ruso que desgraciadamente murió muy joven.
Se trata del pintor, arquitecto y escultor ruso Víctor Hartmann (1834-1873), amigo personal del compositor Modest Mussorgski (1839-1881).
Se conocieron aproximadamente en 1870 cuando Vladimir Stasov, el crítico amigo de Tolstoi, introdujo a Hartmann en el círculo del también compositor, Mily Balakirev.
Luego de la temprana muerte, a los 39 años, de Hartmann, debido a un aneurisma, se organizó una exposición de más de 400 de sus pinturas en la Academia de Bellas Artes en San Petersburgo durante Febrero y Marzo de 1874.

La muestra pictórica de su difunto amigo inspiró a Mussorgski la obra para piano "Cuadros de una exposición", magistralmente orquestada luego por Maurice Ravel. Incluía un número que se repite varias veces, "Promenade", que significa la pequeña caminata entre cuadro y cuadro al recorrer la muestra. Ese detalle conceptual siempre me pareció una genialidad.

La mayoría de los cuadros de esa muestra se perdieron. Algunos, sin embargo se preservaron, como el siguiente, "Catacumbas de París" que pudo haber inspirado el número "Catacumbas".


O éste otro, plan para la puerta de una ciudad, pudo haber sido la gran puerta de Kiev ?


Hace algunos años, cuando me dedicaba a la pintura; se me ocurrió la idea de volver atrás la inspiración. Si Mussorgski se inspiró musicalmente en los cuadros de Hartmann, la idea era volver a pintar los cuadros inspirándose en la música de "Cuadros de una exposición". No sabía, en aquel momento que se conservaban algunas imágenes del autor original.

Como tantas otras cosas, nunca llegué a hacerlo.

Me hacen falta unas cuatro vidas más.

O tal vez no. La que tengo es más que suficiente. Por lo menos comparada con las del pintor y el músico de esta historia.

4 comentarios:

Diego dijo...

Algo de lo que me quejo seguido es que no me da el tiempo para hacer todo lo que quiero hacer. Necesitaría también unas 2 o 3 vidas más, o que los días tuvieran al menos 36 horas.
Gracias por compartir estas historias, son realmente muy interesantes...
Un abrazo.

diminui dijo...

hacelooooooooooooooooo!

es una idea buenísima

siempre odie "cuadros de una exposición" de niña, me refiero... porque a mi profe de música de la primaria le encantaba torturarnos con la historia y la vida de mussorgski.
pero hoy tengo ganas de volverla a escuchar


me gustó tu propuesta en las efimerías, ya aporté mi ejemplo a ver si alguien más se copa.

xx

goolian dijo...

Diego, a lo mejor nuestro problema es sólo de organización.
O de revisar prioridades.

goolian dijo...

Dimi,
Sigamos aportando a efimerías. Yo aprendí lo del captain Swing y me encantó.
Mi proxímo blog se llamará Captain Swing.

Y, si mis óleos no se secaron del todo tal vez lo haga.