jueves, 28 de enero de 2010

Alerta naranja

Una ola de calor invade la ciudad de Buenos Aires. Existe una sensación de entre resignación y fastidio entre los porteños que no están de vacaciones.

Incluido yo.
Una circunstancia de cambio profundo laboral contribuye al desasosiego de un clima que no parece ceder ni un ápice, ni un gradito Celsius, en su afán de debilitarnos.

Pero en el fondo sabemos que algún día lloverá, que algún día llegará algo parecido al frío.
Y que si el cambio de jerarquía en el trabajo que me está inquietando; no es satisfactorio, algún día no será el último.

El cambio es la base de la vida.
Peter Green fue el primer guitarrista de Fleetwood Mac. Un grupo que muchos años después se convirtió en la quintaesencia del rock pop californiano.
Tanto que se convirtieron en la banda de sonido de la candidatura de un presidente norteamericano aficionado al asexo oral, Bill Clinton.

Pero en un principio, cuando Green era su guitarrista eran muy diferentes.

Sonaban así.

video

Tal vez algún día llueva y Fleetwood Mac vuelva a tocar blues.

Y yo vuelva a tener un trabajo relativamente tranquilo.

No hay comentarios: