miércoles, 20 de enero de 2010

Un río de música

El río Urubamba (o Urupampa) es uno de los principales ríos del Perú, que constituye la parte superior del curso del río Ucayali, y parte del curso principal del río Amazonas.

El Urubamba nace en el nudo de Vilcanota, desde donde recorre gran parte del territorio de la región del Cuzco con el nombre de río Vilcanota. Al pasar por la ciudad de Urubamba, recibe el nombre de río Urubamba.

Al pasar por Ollantaytambo, el Urubamba se estrecha y se profundiza. Es la zona geográficamente más accidentada del recorrido (Cañón de Torontoy), en donde en la cumbre de los cerros también se encuentran las ruinas de Machu Picchu (desde arriba, al borde del mismo Machu Picchu, se puede apreciar un precipicio vertical de 600 m de altura que termina por donde pasa este río). Pasando la cadena montañosa principal se extiende el valle amplio y frutífero de Quillabamba, antes de travesar los últimos cadenas de montaña baja hacia la selva amazónica. Al confluir con el río Tambo, forman el río Ucayali.

La turbulencia del Urubamba, atravesando el Valle Sagrado de los Incas, se presta para la práctica del rafting o descenso de rápidos, que es una de las atracciones turísticas de aventura más interesantes en el Perú.

Urubamba es el nombre también de un grupo de música que existe desde hace más de cuarenta años dirigido por el charangista argentino Jorge Milchberg.

Ya he hablado de ellos en el pasado, en un post anterior.

video

No encuentro diferencia alguna en la calidad de la interpretación, la calidad de sonido y la expresividad entre ellos y cualquier conjunto de cámara de música folclórica europea de tradición escrita, también conocida por algunos como música clásica.

La música es como los ríos, tiene riachuelos, cascadas, afluentes y eventualmente todos confluyen al mar. Creo que todas las músicas que vienen del corazón son ríos que terminan confluyendo. No importa si son ríos de violines, de charangos, de er-hus, de mellotrones o de saxos. Confluyen.
Pero cuál es el mar donde desembocan, no lo sé.

Pero no debería importarme. Al Urubamba no le importa. Sobre todo cuando nace.


Toda música, como todo río, se define cuando aparece.

5 comentarios:

la stessa ma altra dijo...

sus últimos tres posts son impecables, querido goolian, es un placer entrar a su blog...no podrían haber puesto mejor nombre al grupo... el Urubamba efectivamente "canta" de manera muy particular...

Sole dijo...

me hizo bien leer esto
gracias

goolian dijo...

Gracias, Stessa, ya le contaré en qué ando que tiene que ver con Urubamba.

Caia dijo...

Lindo, cálido, tranquilizador. Para saber donde desembocan los ríos, la naturaleza, quizás debería leer algo de Juan L. Saludos.

goolian dijo...

Caia, quién es Juan L. ?