jueves, 11 de agosto de 2011

De sexo, cerdos, prólogos, dios y rayos X

Terminé de leer "Magnitud imaginaria", segundo volumen de la serie biblioteca del siglo XXI del escritor polaco Stanislaw Lem. Lem es un autor polaco mal clasificado como escritor de ciencia ficción, muerto en 2006. Su novela más famosa es "Solaris" cuya adaptación al cine tiene una magistral versión de Andréi Arsényevich Tarkovski y una dudosa remake del 2002.
Pero la inteligencia de Lem va mucho más allá de la ciencia ficción. Tal vez haya sido un género relativamente menor y anodino a los ojos del comunismo soviético que soportó durante casi toda su vida. Pero con un despliegue de imaginación e ironía poco comunes el polaco plantea temas universales mucho más allá de galaxias lejanas o tecnologías incomprensibles.
"Magnitud imaginaria" es 1973 y constituye un conjunto de prólogos a libros futuros inexistentes. En un estilo que recuerda a Jorge Luis Borges y a Marcel Schwob, escritores muy ligados por otra parte; Lem describe con minuciosidad la ciencia y los temas de los libros que prologa.

Algunos de esos libros fueron proféticos, como las "Necrobias" una serie de fotos en rayos X de actos sexuales que Lem o su alter ego prologista ve como un memento mori tecnológico.


"... el sexo es rapaz, terrorífico y ridículo, como en los viejos cuadros de flamencos e italianos esas caídas de los condenados al abismo. Aboliendo el Más allá nos es posible sentirnos distanciados de los pecadores que se precipitan hacia el Juicio Supremo dando volteretas pero qué clase de defensa tenemos contra un roentgenógrama ? Son trágicamente cómicos esos esqueletos, a los que el cuerpo impide juntarse. Que no son más que osamentas? No, no es así: precisamente vemos en ellos unos seres unidos en un abrazo encarnizado y torpe. La cosa sería simplemente lamentable si no fuese tan cruelmente cómica. De dónde procede la comicidad? De nosotros mismos, ya que reconocemos la verdad. La razón de esas uniones desaparece con la corporeidad; los abrazos son estériles y abstractos, aunque terriblemente concretos, faltos de esperanza como llamas heladas y blancas".


El artista belga Wim Delvoye hizo exactamente lo que las Necrobias de Lem imaginaron unos 40 años después. Delvoye se había hecho famoso tatuando la piel de los cerdos pero con su serie "Sept propos sur le sexe, les rayons X et les cochons" concretó la fantasía literaria.


Y Eizo, una empresa dedicada a la manufactura de equipos de visualización médica realizó un calendario tipo Pin-Up de modelos en rayos X.


Otro de los libros fantásticos prologados por Lem es "Historia de la Literatura Bítica" en cinco volúmenes; una descripción de lo que pasaría si las computadoras inteligentes en un futuro se dedicaran a la literatura. Suceden muchas cosas interesantísimas. La inteligencia bítica comienza por inventar palabras y luego decide "rellenar" los vacíos de la cultura humana. Llegan así a producir una nueva novela de Dostoiesvski, "Dievochka" (La nena) el eslabón perdido entre "Los endemoniados" y "Los hermanos Karamazov".

Por último, las computadoras deciden estudiar lo humano desde su perspectiva creando ramas nuevas del pensamiento, como una filosofía cibernética y la teología informática. Según Lem, "un grupo de ordenadores de Brookhaven emprendió un análisis formal de todos los escritos accesibles de los místicos reconocidos por la Iglesia Católica. La investigación tomó como punto de partida la tesis, proclamada por la Iglesia como un dogma de fe, que afirmaba que los místicos, en ciertos estados particulares, pueden comunicarse con dios. Los textos relativos a esa clase de experiencias interiores de sus autores fueron sometidos a un recuento de su contenido informático.... La premisa del proyecto consistía en un axioma de la teoría informática según el cual la toma de contacto con una fuente real, o sea la creación de un conducto de transmisión, debe ocasionar un aumento de la cantidad de informaciones captadas por el receptor."


Sigue Lem, con un humor ácido y corrosivo: "La cantidad de informaciones contenidas en los escritos de los místicos es exactamente igual a la que figura en los textos de aquellas personas cuyos generadores de diversidad son exclusivamente ellas mismas. La conclusión sacada del proyecto de Brookhaven es la siguiente:"El contacto del hombre místico con dios - postulado por la Iglesia - no constituye un proceso en el cual hombre consiga una información superior a cero". Esta frase puede significar que el conducto de unión postulado por la Iglesia es una ficción, o bien que el conducto existe, pero el Emisor guarda un silencio tenaz. En tal caso, sólo razones extrafísicas pueden decidirnos a escoger entre los dos elementos de alternativa: Silentium Domini, Non esse Domini. Todo el análisis descrito, y su contraargumentación teológica, figuran en la primera parte del tomo suplementario".

Pocas veces me he encontrado con una manifestación de ateísmo tan rebuscada y a la vez graciosa.

Muchas veces la verdad está en lo que no existe.

2 comentarios:

roye dijo...

Great blog- really enjoyed reading it. Have bookmarked you and will check back regular. Please feel free to take a look at my blog...
Cheap Xiamen Flights
Flights to Xiamen
Xiamen Flights

Marión L. dijo...

Muy interesante, voy a tener que leerlo!