martes, 25 de agosto de 2009

Pandemia

En la tradición budista, un Bodhisattva es una persona que ha alcanzado la iluminación, pero que en vez de disolverse en el nirvana, elige permanecer en este mundo, movido por su infinita compasión, para ayudar a los demás a alcanzar la iluminación.

Mientras seguía pensando ell tema de la risa y la alegría encontré este cortometraje belga de Christine Rabette, filmado en el 2003, llamado Merci! (gracias).
Un subterráneo o metro en alguna ciudad, tal vez en hora pico. Puede ser Bruselas, pero también New York, Tokio o Buenos Aires.
Caras de pasajeros cansados, preocupados, tristes. Un clima gris.
Pero entra en un vagón alguien con una sonrisa de oreja a oreja, magistralmente "interpretado" por Jan Hammenecker.

Y empieza el contagio.

video

Tal vez algún lector de este blog se anime a ser un poco un poco bodhisattva en el trayecto a su trabajo ? Yo no me animé, pero si alguno lo hace, cuenta con mi absoluta e infinita admiración.

Es urgente y necesaria una nueva pandemia.

De carcajadas.

9 comentarios:

Desconocido dijo...

entrá a www.orquestacademica.blogspot.com

sobre la académica del colón! lo que te informaron.. no es asi

Viejex dijo...

Es buenísimo!!!

chica hindú dijo...

Maravilloso, maravilloso!

Yo confieso reírme tímidamente en el subte o en el bondi, y claro no contagio a nadie.

Muy lindo blog!

Un beso

berenice dijo...

bodhisattva somos todos, el video es hermoso
besos

goolian dijo...

A reír, pues !

diminui dijo...

ay lloré riendo con el video! jajajaja
buenísimo!
yo a veces lo intento, pero cuando hay bebés o niños en el colectivo.
la gente mayor, en particular en esta ciudad, me da miedo, porke viven en la pandemia opuesta: la cara de orto

anita dijo...

y lo bueno es que se sube a otro tren para seguir contagiando....

Chris dijo...

Gracias, goolian!

goolian dijo...

Chica Hindú, dele contagie contagie.
Diminui, usted puede ser el perfecto anticuerpo, y más ahora.