martes, 18 de agosto de 2009

Dos mujeres, dos poemas

Christina Georgina Rossetti (1830–1894) fue una poetisa inglesa, que escribió poemas románticos, devocionales e infantiles. Fue hermana del pintor prerrafaelita Dante Dante Gabriel Rossetti (1828-1882) y llegó a posar para algunos de sus cuadros. La vemos a la derecha en "La Anunciación" pintada por su hermano.

De Christina Rosetti, su poema "No quiero cuando muera, amado mío", en traducción libre mía.

No quiero cuando muera, amado, mío,
que entones para mí tristes canciones,
ni plantes sobre mi cabeza algún rosal,
ni un sombrío ciprés junto a mi tumba;

que me cubra la hierba siempre verde,

regada por las lluvias y rocíos,

y, si quieres, recuerda; si prefieres, olvida.


No veré las sombras,

no sentiré la lluvia,

no oiré al ruiseñor,

cantando doliente,

y soñando a través de una penumbra

que no empieza ni termina,

puede que yo recuerde,

o acaso, olvidaré.

Elizabeth Eleanor Siddal (1829–1862) fue una modelo de artistas, poetisa y artista inglesa que fuera pintada y dibujada por muchos de los pintores de la Hermandad Prerrafaelita. Las ideas del grupo de artistas sobre la belleza femenina fueron profundamente influenciadas por su imagen, o más bien Elizabeth llegó a impersonar dichos ideales. Personalmente me parece un ideal de belleza que ha conservado su actualidad. Si bien fue la modelo por excelencia de su esposo, Dante Gabriel Rosetti, fue también la modelo para el conocido cuadro de John Everett Millais, Ophelia (1852). Se cuenta que posó en una bañera lleva de hielo y agua fría sin quejarse a los efectos de reflejar el frío azulado de la muerte por ahogamiento.


Elizabeth era de naturaleza enfermiza, y poco tiempo después de su matrimonio, Rosetti comenzó a visitar a una nueva amante. Ella se suicidó ingiriendo laúdano después de dar a luz a un niño muerto y sabiendo probablemente las infidelidades de su esposo.
Rosetti cayó en la depresión y enterró la mayor parte de sus poemas inéditos en la tumba de su esposa. Idealizó su imagen como la Beatriz de Dante en un buen número de pinturas, como El sueño de Dante ante la muerte de su amada (1856) y en Beata Beatrix (1863), obra que marca el camino del pintor hacia una mayor ornamentación y simbolismo; esta pintura alegórica alude a la muerte de su mujer. Representa a Elizabeth en una pose lánguida y sensual, con su cabello rojo natural recogido en un peinado deshecho; sobre sus manos se está posando una paloma roja, símbolo de espiritualidad, que porta en el pico una ramita alusiva al láudano. A sus espaldas, una escena difusa representa a dos personajes, quizá Dante y Virgilio. Es considerada una obra que influyó en el movimiento simbolista posterior. La vemos abajo, cabe aclarar que Elizabeth no pudo posar para la obra por razones obvias.
Años después Rosetti exhumó el cadáver de su esposa, que aparentemente conservaba su cabellera roja intacta y brillante; para recuperar sus poemas.
Murió recluido y casi demente, adicto a otra droga potente de la época, el cloral.


De Elizabeth Eleanor Siddal, su poema "Amor Muerto".

Nunca llores por un Amor muerto,
ya que rara vez el Amor es verdadero.

él cambia sus ropas del rojo al azul,
y del más brillante azul al rojo,

el Amor ha nacido a una muerte temprana,

y su realidad es apenas un despojo.

Entonces no ancles tu sonrisa

en su pálido rostro descarnado,

para exhalar el más profundo de los suspiros.

Las palabras justas en labios sinceros

pasarán, y sin dudas morirán;

y tu estarás solo, mi querido,

cuando se desaten los vientos invernales.

Nunca lamentes aquello que no puede ser,

pues este Dios no regala dones.

Si este pobre sueño de amor fuese nuestro,

entonces, querido, estaríamos en el Cielo,

pero aquí sólo hay campos muertos,

donde el verdadero amor jamás es cierto.

Aprendan, emos .....

6 comentarios:

goolian dijo...

Elizabeth Siddall (1829-1862)
Dead Love

Oh never weep for love that's dead
Since love is seldom true
But changes his fashion from blue to red,
From brightest red to blue,
And love was born to an early death
And is so seldom true.

Then harbour no smile on your bonny face
To win the deepest sigh.
The fairest words on truest lips
Pass on and surely die,
And you will stand alone, my dear,
When wintry winds draw nigh.

Sweet, never weep for what cannot be,
For this God has not given.
If the merest dream of love were true
Then, sweet, we should be in heaven,
And this is only earth, my dear,
Where true love is not given.

goolian dijo...

Christina Rosetti
Whem I am Dead my dearest

When I am dead my dearest,
Sing no sad songs for me;
Plant thou no roses at my head,
Nor shady cypress tree:
Be the green grass above me
with showers and dewdrops wet;
And if thou wilt, remember,
and if thou wilt, forget.

I shall not see the shadows,
I shall not feel the rain;
I shall not hear the nightingale
sing on as if in pain,
And dreaming through the twilight
taht doth not rise nor set,
Haply I may remember,
And haply may forget.

diminui dijo...

yo iba a comentar algo así como: estas si son tristezas y no mamadas.

pero "aprendan emos" me mató jajajaja

ya había sido cautivada alguna vez por el cuadro de Ophelia en el blog El Albaricoque de mi amiga Elisa que es poeta...
y ahora me vuelve a cautivar, pero el segundo cuadro sobre Beatriz, me parecetambién maravilloso. como sacado de un sueño. como esas imágenes que uno tiene justo cuando está despertando.

un beso

Sor dijo...

me encantó tu post. Nada sabía yo de esta fémina tan de avanzada en su época. Que pena que se suicidó. Seguramente mucha poesía murió con ella en ese momento y muchos cuadros de muchos pintores también.
En otro orden de cosas,eso de poner 3 cuervos en lugar de comentarios.... tardé en darme cuenta donde cornos escribirte... no seas tannnnn intelectualo hermético, que así dejas alguna gente afuera para compartir tu blog con comentarios ida y vuelta. Besitos.

la stessa ma altra dijo...

sigo agradeciéndote... no las conocía... y el asunto de los emos.... ja!

goolian dijo...

emos y darkies eran los de antes..

Vean si no a la gótica Mary Shelley, una tapada.