jueves, 3 de julio de 2008

Variaciones Goldberg


Las Variaciones Goldberg, originalmente Aria con variaciones diversas para clave con dos manuales, (Aria mit verschiedenen Veraenderungen vors Clavicembal mit 2 Manualen), es una obra que todo el mundo debería escuchar al menos una vez en su vida.
No voy a contar aquí la famosa historia del insomnio y el pedido del alumno de Bach, Johann Gottfrieb Goldberg . Para los interesados, los remito al artículo correspondiente que lo explica mejor que yo. Artículo Variaciones Goldberg de Wikipedia
La forma musical de variaciones, que puede ser sobre una melodía o como en el caso de las Golberg, un bajo; es una forma sumamente restrictiva. Se deben mantener la armonía y su correspondiente pulso armónico durante todas las variaciones. Variaciones que por otro lado se supone deben ser contrastantes y variadas.
Existen mucho ejemplos, Beethoven, Brahms entre otros, pero las Goldberg son para mí uno de los ejemplos más acabados. Cuando las escucho siento que se despliega lenta y parsimoniosamente ante mí toda la variedad del mundo. Todas las formas, colores y perfumes se abren lentamente como una flor sinestésica a medida que las variaciones se van sucediendo.
Pero también podríamos pensar a las Variaciones Golberg, arquetipo de variaciones, como la descripción musical de una parábola vital.
La genialidad poética de Bach consiste en pedir al final de las Variaciones la repetición de la sencilla Aria inicial, germen de toda la obra. Aria da capo. El retorno del aria añade simetría a la obra, posiblemente incluso insinuando un aspecto de naturaleza cíclica en la obra - un viaje circular.
Cuando la escuchamos por primera vez, no podemos intuir todas las formas y contrapuntos contenidos en ella; pero en el Aria da Capo ya resulta nos imposible escucharla igual.
Cómo lo mismo, nota por nota idéntica a la inicial; no puede jamás escucharse de la misma forma.
Para algunos una idea nostágica, para otros una recapitulación o un marco de simetría.

La realidad en su sentido profundo, nunca es lineal, sino que es una infinita espiral ascendente. Que puede visitar y revisitar siempre los mismos lugares al ascender o descender. Acaso la obra de muchos artistas no es una constante cita a las mismas obsesiones durante toda una vida ? Acaso a nosotros mismos no nos desvelan las mismas cosas tal vez desde la niñez? Pero si existe algo así como la madurez y la experiencia, esta sería revisitar los mismos lugares fundacionales o traumáticos, con miradas y comprensiones distintas o hasta mejores cada vez.

Si toda la filosofía es un aprender a morir en paz consigo mismo; después de todas las variaciones de una vida, sólo resta repetir el principio con la sencillez con que toca Glenn Gould. Volver a la alegría de la infancia en el final.

Aria, da capo.


video

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ojalá las lágrimas no empañen mi entendimiento para escribirte lo maravillada que me quedé después de leer tus profundas y a la vez sencillas palabras sobre las variaciones Goldberg. Con el oído lleno de esta dulce música te aseguro que es un privilegio acceder a tus ideas, a tus pensamientos, a tus creaciones a traves de tu blog.
Que suerte he tenido en la vida de conocerte.
Con amor,
B.

Ideas razonables dijo...

Genial y hermoso.